Rayos UVA - EnreDOS

Vaya al Contenido

Menu Principal

Rayos UVA

1. ¿Rayos UVA?

Para tener buena cara, para ir a una boda, para preparar la piel para el verano... Darse una sesión de rayos está empezando a ser algo tan normal como ir a la peluquería. Tan fácil como echar una moneda, desnudarse, cerrar los ojos y meterse en la cabina. Diez minutos son suficientes para coger color. ¿Tan sencillo? ¿Sin riesgos?No, los rayos UV no son inocuos. Tienes que hacerte a la idea de que se trata de algo muy parecido a tomar el sol: si te pasas de tiempo te quemas, te arrugas y acumulas radiaciones que se quedan grabadas en la memoria de tu piel.Lo que te proponemos en este artículo es que grabes en tu memoria los daños que la exposición descontrolada al sol artificial puede producirte, para que siempre tomes las precauciones necesarias y puedas aprovechar los beneficios que las máquinas de rayos UVA te ofrecen. Si es que tu piel es la adecuada para tomarlos...



2. Contraindicaciones y riesgos


En teoría, las máquinas bronceadoras tienen potentes filtros que eliminan las radiaciones ultravioletas del tipo B, que son las que más afectan a la piel, y sólo dejan pasar las del tipo A (de ahí el nombre de rayos UVA), responsables del bronceado rápido. Pero esto no es del todo cierto: aunque los rayos UVB son más peligrosos, los UVA tampoco son inocuos, ya que afectan a las fibras elásticas de la piel, su acumulación produce envejecimiento a largo plazo y lesiones precancerosas. Antes de darte rayos UVA, o si ya lo haces, debes asegurarte de que la máquina esté en perfectas condiciones y de que se le realice un mantenimiento adecuado. Pregunta al responsable del centro. En cualquier instalación que tenga una máquina de rayos UVA deben informarte sobre los beneficios, posibles riesgos, tiempo límite de exposición, periodicidad y, sobre todo, si según tu fototipo de piel puedes dártelos. Además, deben disponer de gafas homologadas. Según la normativa para el sol de la Unión Europea, no se deben utilizar las cabinas de rayos UV si:- Se tiene un tipo de piel 1 o 2 (piel muy clara y sin pigmento, rubios y pelirrojos).- Se es menor de 18 años.- Se tienen muchas pecas o lunares.- Se es proclive a tener manchas en la piel.- Cuando era pequeño se quemaba con facilidad.- Ha tenido cáncer de piel.- Embarazadas.- Lleva maquillaje, puesto que muchos cosméticos acentúan la sensibilidad a los rayos UV.- Toma medicamentos, en cuyo caso debe consultar al farmacéutico.Convéncete: con el sol, natural o artificial, hay que ser responsable. Con el sol ocurre lo mismo que con el tabaco, los daños se notan al cabo del tiempo y cualquier agresión cutánea acaba por pasar factura.



3. Beneficios del bronceado artificial


Rayos UVA. Hay que tomar siempre las debidas precauciones

Usado adecuadamente, el sol es una excelente fuente de salud. Todos los peligros de los rayos solares se derivan de la exposición excesiva e incontrolada. Bien utilizadas, las máquinas de rayos UVA tienen importantes aplicaciones dermatológicas y ventajas para la salud. Entre los beneficios que el sol, natural o artificial, aporta están: - Ayuda a fortalecer huesos y músculos, lo que previene y mejora la osteoporosis.- Mejora el estado de ánimo.- Aumenta la capacidad del sistema inmune.- Es imprescindible para que el cuerpo produzca vitamina D, fundamental en el metabolismo del calcio.- Previene el raquitismo en los niños.- Se utiliza en el tratamiento de la psoriasis y el acné.- Mejora el reuma y la artritis.Los centros de bronceado artificial también te ofrecen un montón de ventajas a tener en cuenta:- Te bronceas de forma rápida y muy cómoda.- Preparas tu piel antes de exponerte al sol natural, evitando las temidas quemaduras.- Puedes desnudarte totalmente, evitando las molestas marcas del bañador.- Te saca de un apuro si tienes un compromiso importante y tienes que lucir escote y buena cara.- Es una buena forma de controlar el acné.- ¡Por fin puedes ponerte el trasero moreno¡- Hay centros de bronceado por todas partes, que abren hasta altas horas.- Son una buena alternativa para quienes no tienen tiempo de tomar el sol.En los centros solares suelen vender cremas para potenciar el efecto del bronceado; asegúrate de su composición y efectividad si decides usarlas. Recuerda que no debes usar maquillaje, perfume ni cosméticos si vas a tomar rayos UVA. No sobrepases las 20 o 30 sesiones anuales y deja, como mínimo, 48 horas de descanso entre cada sesión. Para prolongar el bronceado utiliza sustancias hidratantes, que evitan que la piel se seque, se pele y pierda color.




- Consulte precios por sesión y Bonos
- CONSIGUE UN BRONCEADO OPTIMO PARA TU PIEL

Regreso al contenido | Regreso al menu principal